Mi lista de blogs

domingo, 12 de diciembre de 2010

Todo más claro

Hola a todos:

Como ya os conté el otro día,tengo un amiga que se casa.La noticia,aunque esperada,me llenó de emociones. Me alegré muchísimo por ella pero al instante me puse tristona.

No es que me apetezca casarme y le tenga envidia. Llevo con mi novio 8 años. Estoy muy feliz con él. Aunque hay cosas que se pueden mejorar,por circunstancias,aún no es el momento. Lo importante es que estamos muy bien,ambos queremos casarnos y formar una familia pero aún no es el momento,ni tenemos prisa para ello. Tampoco es que me dé miedo verla menos. Realemente nos vemos poco pero no por eso se enfría la amistad. Además vivimos relativamente cerca,así que, visitas se pueden hacer sin problemas.

Estuve con la tercera amiga,M.Le comenté cómo me sentía.Me dijo que a ella le pasaba lo msmo.Me relajé más,pensé que era la única y ver que ella se sentí igual me tranquilizó.Me hizo sentir bien y comprenderme un poco más.

No sé por qué me puse así pero lo importante es que ya se me pasó,estoy genial. Ayer quedé con mi xikillo,pasamos tiempo juntos y disfrutamos mucho de todo.

Besos

4 comentarios:

M dijo...

Weno, fuera lo que fuera, me alegro de que se pasara :) ahora podrás disfrutar más de todo el proceso de pre-boda!! Un beso y feliz domingo :)

Mónica87 dijo...

Yo creo que todas o casi todas las mujeres sentimos lo mismo ante una boda... no se el motivo jejeje.
Yo pienso que soy un poco anti- bodas... pero luego voy a una de alguien cercano, y me jarto a llorar! jaja
besitossss

Sirena dijo...

La verdad que yo también era antibodas,luego he pasado a acptarlas.El tema es que como es una de mis mejores amigas será algo especial...Ves? ahora estoy llena de ilusión.Ya hemos hablado M y yo para ver qué regalo le podemos hacer!!!
Besos a las dos

Kobal dijo...

animo, que todo pasa.